lunes, 17 de mayo de 2010

Yo también hago la revolución




Como el gato abandonado en el portal,
maullando quejidos a la soledad.

Como cisne ahogado en el barrizal,
donde algún día fue bello de admirar.

Como cuervo en un funeral,
lamentando no poder cavar.

Como mi mundo, mi país, mi ciudad
se hunden en la mísera austeridad.

Como la vida termina por arrasar,
por desauciarme de mi propio hogar.

Soy un revolucionario, como todos los demás,
y como todos, aquí espero, en mi sofá...




video

4 comentarios:

Calipso dijo...

Um, triste realidad, espero que alguien se mueva del sofa.

Un abrazo

Casiarturo dijo...

Gracias por comentarme. Un beso.

Jose Zúñiga dijo...

Hay que moverse. Pero es lo que hay.
Abrazo

Casiarturo dijo...

Es que estamos todos acomodaos Zúñiga... a ver si nos da por hacer algo!

Gracias por visitarme!