viernes, 28 de mayo de 2010

No tender a imaginarlo más


Qué difícil resulta no imaginarnos desnudos, postrarnos de rodillas el uno sobre el otro. Decirnos los deseos más tiernos al oído. Navegar perdido, sin rumbo ni destino, en el mar de tus cabellos. Acariciar suavemente tu infinita espalda más allá de donde dibujan mapas tus vestidos. Verter mis besos en tus labios, sentir frío al calor de este insoportable mayo, y arder en las invernales madrugadas de primavera. No volver a soñar, nunca más, con las cosas que podemos hacer sin intentarlas primero. No susurrar a la almohada las palabras que deberían perderse en tus adentros antes de dormitar. No, no y no, no buscar más melodías que las que emiten tus caricias en mi piel. No permitir que la cruenta realidad cubra el manto de nuestra idílica vida.

Postrarme en reverencia a tu desnudo llegar. Fundir manos al unísono, formar una única espalda y un sólo abrazo. Buscarnos en la oscuridad los rostros y dejarnos besar. No, no y no, no permitiré que otra noche más tu frente quede sin besar. No volverás a sentir frío bajo mantas y edredones en agosto. Ni calor en vano en noviembres de tormenta. Que tus deseos queden cerca de los míos una vez más. Buscaré con los dedos el hueco de ti que da cobijo al más grande de mis sueños. Volveré a ver el horizonte tras tu piel. Y no, no y no, no tender a imaginarlo más.

4 comentarios:

Calipso dijo...

Sin duda, lo mejor que has escrito nunca, y que yo haya podido leer, me gusta la forma el contenido y el ambiente que creas con las palabras.

Es simplemente emocionante.

Un gran gran abrazo

Voltios dijo...

grande rober, a ver si hablo contigo con calma para esas fotos acuaticas.

Casiarturo dijo...

Agradezco tus palabras calipso.

Un beso.

Casiarturo dijo...

Voltios, en cuanto se pueda, será un placer esa sesión de fotos!!!