domingo, 30 de mayo de 2010

Hoy me siento más neorrabioso




Batania.

Por fin tuve el gusto de conocerlo en persona, todo un anecdótico poeta. Me alegra, me encanta, me hace sentir dentro de su mundo, su poesía y su alma. Quién tuviera esa pedazo de cabeza que tiene y a la vez, cuánto se temería poseerla sin el control que él distribuye. Audaz, extravagante, sorprendente, inaudito, original, tuyo, mío, de todos... es el poeta que el mundo necesita sin saberlo, es él, una grandísima persona que hace grande a todo su alrededor. Por ser como eres, GRACIAS DE UN NEORRABIOSO.

Hoy me siento más neorrabioso.

viernes, 28 de mayo de 2010

No tender a imaginarlo más


Qué difícil resulta no imaginarnos desnudos, postrarnos de rodillas el uno sobre el otro. Decirnos los deseos más tiernos al oído. Navegar perdido, sin rumbo ni destino, en el mar de tus cabellos. Acariciar suavemente tu infinita espalda más allá de donde dibujan mapas tus vestidos. Verter mis besos en tus labios, sentir frío al calor de este insoportable mayo, y arder en las invernales madrugadas de primavera. No volver a soñar, nunca más, con las cosas que podemos hacer sin intentarlas primero. No susurrar a la almohada las palabras que deberían perderse en tus adentros antes de dormitar. No, no y no, no buscar más melodías que las que emiten tus caricias en mi piel. No permitir que la cruenta realidad cubra el manto de nuestra idílica vida.

Postrarme en reverencia a tu desnudo llegar. Fundir manos al unísono, formar una única espalda y un sólo abrazo. Buscarnos en la oscuridad los rostros y dejarnos besar. No, no y no, no permitiré que otra noche más tu frente quede sin besar. No volverás a sentir frío bajo mantas y edredones en agosto. Ni calor en vano en noviembres de tormenta. Que tus deseos queden cerca de los míos una vez más. Buscaré con los dedos el hueco de ti que da cobijo al más grande de mis sueños. Volveré a ver el horizonte tras tu piel. Y no, no y no, no tender a imaginarlo más.

lunes, 24 de mayo de 2010

Con Premeditación y alevosía, concierto y Recital de poesía

Fuimos. Volvimos. Volveremos.


Tras un tardío llegar, aparecimos por tierras mañas el pasado sábado, ya de camino nos detuvimos a enterarnos que se caía del cartel Ada por problemas de los que esperemos que se haya recuperado, provocando el desvarajuste previo al estreno ante su público y presentación del libro de Jorge en su ciudad natal, jugando en casa, quién con tanta ilusión nos invitaba a asistir.

Allí estábamos, donde habíamos quedado un rato antes del recital, dispuestos a verle llegar, y sorprendernos al mostarse discretamente disgustado, algo más pasaba: El grupo musical Marqués, que iba a acompañarles en el cartel, no podrían actuar. La cosa iba fatal, pero bueno, al menos Paz y Jorge se aseguraban recitar. Una llamada, un sóla, de esas que te brindan las casualidades de la vida y de un pañuelo por mundo; con 3 minutos, sí, 3 minutejos, bastaron para que personalmente agradeciera la no aparición de Marqués. Permitió que la vocalista del fantástico grupo Síncopa, María, pudiera deleitarnos con su magnífica e inigualable voz en directo. Gracias otra vez Marqués.

Tarde de paseo hasta llegar al "INTERFERENCIAS" lugar del recital, allí Petit nos esperaba. Todavía encendiendo luces, con la chapa a medio subir e incienso para ir ambientando la velada. Local indescriptible, amplio, con escenario de ensueño, luces de colores, paredes en tonos cálidos, elementos de aquellos que ya fueron por las mismas (carteles, baquetas, incluso un banjo) lleno de mesitas, música rock variada y suavecita de fondo, a un volumen que permite charlar y pensar como haríamos de lo que quedaba de cartel un recital, con dudas de si Fariñas, Eduardo, el que completaba este cartel inicial podría llegar a tiempo, ya que avisó que aparecería justito antes de comenzar...



Ya habían previsto mis acompañantes, Jorge y Paz hasta el momento, que me tocaría recitar con ellos, miedo me da, yo recitar, si cada vez que leo en público me invento la mitad de lo que digo, accedí, con más curiosidad por lo que saldría que miedo, y mira que iba acojonao.


Llegó la hora, Ya llegaron. La sala completita, mesas llenas, barra central ocupada por nosotros y alguno más (véase Dionionisio Blasco en primer lugar) y Fariñas, que sí, que llegó, justo antes de comenzar, como prometió. Leyeron. Nervios. Al principio Paz le tocó presentar el evento, libro, autor y todo, nerviosa por dentro, recia para todos los presentes, recitó impasible, sin dudarlo mucho, como ella sabe ya, parece una experta en su cuarto recital. Le toca a Jorge y pienso, despacio muchacho, que te lanzas, pero duró poco esa velocidad inicial, se soltó, le vi sonreir desde el escenario, "ole tus huevos", sin titubear, uno, otro, y otro y ahora te toca a ti (me mira con pícara sonrisa, no iba a ser él el único con nervios) leí, o eso intenté, primero uno de Jorge que me encanta, me le sé casi de memoria, y quizá porque le hice mío cuando le leí, allí codo con codo con él, le puse toda mi ilusión. Pasé a los míos: sólo 1, por favor, le dije y me trabé. Para variar, me obligó a seguir a leer alguna de estas cosas que cuelgan por debajo de esta entrada. Un más, una sola y ya... ya le toca a los grandes. Fariñas: lectura cómoda, pausada, de artista. Hizo que hubiera calma y sosiego en la noche que parecía embalada tras sus comienzos. Luego Dioni (Jorge siempre nos leía algo entre medias, arropado por su gente, colegas, digo Cós, y familia. Se soltó con lecturas muy amenas) y Dioni, el maestro de los versos a la mañica, bien construidos, aun nerviosos cuando son leidos, con esa timidez inocente que tanto agrada, aunque venga de un grande como él.


Acabamos, Jorge da paso a María, llegó el día, tras más de un año de conversaciones y conversaciones. de escuchar canciones mil veces en el coche hasta sacar de quicio a mis copilotos, oigo su voz en directo, a capela, ella y su guitarra, pura energía y fuerza, tocó 3 temas de ella, bueno de Síncopa, uno a petición mía (¡¡¡MIL GRACIAS!!!) y una de sus preferidas de Quique González. Quique, lo siento figura, eres un compositor de los mejores, pero tras escuchar Conserjes en la voz de María, me dejó boquiabierto su versión.


Abrazos, risas, champán, nuevos amigos, otros aun más, felicitaciones por doquier, una cenita, fiesta y... FINDE PERFECTO. Gracias a todos, a los nombrados y los que no, por un fin de semana que nos invita a repetir (prometo que nos alojaremos más céntricos!!)

viernes, 21 de mayo de 2010

¡En Zaragoza estaremos!


Allí, en la ciudad de los mañicos, donde Jorge presentará su tremendo libro, en casa, acompañado por Eduardo Fariña (quiénes no hemos tenido oportunidad, podremos verle recitar), entremezclado con los acordes de "Marqués" y visitados por dos Madrileñas de arte y calidad como son Ada y Paz para dar un abanico de colores infinitos a la velada que nos deparará. Si tenéis la oportunidad, no os perdáis esta perfecta combinación de elementos. Además, micro abierto...

Un abrazo y hasta la fecha.

lunes, 17 de mayo de 2010

Yo también hago la revolución




Como el gato abandonado en el portal,
maullando quejidos a la soledad.

Como cisne ahogado en el barrizal,
donde algún día fue bello de admirar.

Como cuervo en un funeral,
lamentando no poder cavar.

Como mi mundo, mi país, mi ciudad
se hunden en la mísera austeridad.

Como la vida termina por arrasar,
por desauciarme de mi propio hogar.

Soy un revolucionario, como todos los demás,
y como todos, aquí espero, en mi sofá...




video

martes, 11 de mayo de 2010

Nacer


¿He nacido en buen momento?
Para alzar puños y no perder.

He nacido para ver lo que acontece,
saberme crítico al cien por cien.

He nacido para ser legal,
simple, justo y fiel.

He nacido para vivir lo venga,
empezar cada segundo con buen pie.

¿He nacido en buen momento?
Para alzar puños y no perder.

He nacido, tal vez muy perdido,
ni sé donde estoy, ni donde iré.

He nacido para el agua, pero,
¿habrá algo más que hacer?

He nacido más de lo que debiera,
causa de seguir aquí, latente...

¿He nacido en buen momento?
Para alzar puños y no perder.

Naciera como naciera, algo si sé:
He nacido para joder.

sábado, 8 de mayo de 2010

Lo lamento...


Quiero disculparme con todos aquellos que asistirán hoy a este evento y esperaban encontrarme... Por desgracia problemas personales me impedirán ver este maravilloso momento.

Un abrazo a todos.

viernes, 7 de mayo de 2010

Con Premeditación y alevosía


Mañana sábado estaremos para verte, escucharte y leerte a ti, Jorge, y por supuesto a Ada, Eva, Bego y Paz.

Para algunos será interesante saber que habrá Exposiciones de fotos esa misma tarde y competiciones de natación.

Feliz fin de semana.

jueves, 6 de mayo de 2010

¿Has probado a sonreír?




Como todos tenemos días tontos y tontos tenemos todos los días... Procuremos que una risa tonta nos ayude a sonreir lo que queda de jornada...

Abrazos de JUERNES!!

sábado, 1 de mayo de 2010

Por cierto, hoy es luna llena

(Óleo original de Asm Ambia)



Hoy es uno, hoy ya es Mayo; y, por cierto, hoy es luna llena.

Por primera vez en muchas lunas hoy no miré al cielo primero, antes de actuar y decir mis frases típicas de comienzo de ciclo lunar. Hoy el cielo era tu pelo y llenos, tus ojos de ilusiones tras la faz de un agotador viernes de mucho jaleo.

Hoy, no disfruté de tus lindas palabras, apenas sentí el aterciopelado tacto de tu dulce piel, ni el agradable aroma de tu cuello en nuestros eternos abrazos, casi no considero nuestro el tiempo compartido, casi me siento aun dentro del agua cuando ya camino. Pero me bastó la narración sincera y resumida de la velada. Me vale con saberte feliz. Sólo una sonrisa tuya consigue dibujar miles de las mías.

Hoy fue último viernes de Abril, Abril de lluvias, dentro y fuera de los corazones soñadores, de sol y calores extraños para la rara estancia primaveral que nos acontece; mas salió el sol, incluso de noche, gracias a esta luna llena, de rayos de luminosidad incandescente capaces de alumbrar espíritu y alma.

Hoy, por cierto, ya es uno de Mayo de 2010, y aunque pienses que no llevo la cuenta, sé que el último día de cada mes es especial por muchos años que sigan pasando; y yo, personalmente, sigo amando a la mujer de la que me enamoré.