sábado, 26 de septiembre de 2009

Ganar si haber jugado



Una sola línea de tres, una sola. Mas no serán bastantes para conterme, ni para paliar lo que ahora se siente. Solo juega el que arriesga, solo sacrificamos lo que amamos, mas no lo aceptaremos como tal.

A veces ganar es más duro de lo esperado. Mas qué fácil es ganar sin mano haber alzado. Por qué yo, por qué sufrir tras lo acordado. Por qué si salgo ganando no me cuelgo premio ni medalla. Lloraré hoy, sufrir un poco más no falta. No hay motivos para haber perdido, pero lo hice sin quererlo. Lanzando un dado contuve el aire y esperé a verlo posado: Calavera me ha marcado, salió victoria del mártir. No más dioses para un par de corderos.

Hoy moriré, tal como hice ayer. Hoy agonicé tu querer, asfixié tu malestar, hoy por hoy te vas por lo que soy. Y lo harás mañana por lo que fui, al igual que ya te fuiste por lo que seré. No más dolor en mis venas, no más.

Hoy gané sin haber jugado. Nunca quise ser lo que por ti ya soy, temiendo lo que seré.

Amaneceres quedo esperando.

3 comentarios:

Ithilme dijo...

Hoy, es hoy. Y mañana será otro día.
Nada implica que por ello será mejor ni peor, simplemente otro día.
Como tal, poseerá nuevas dificultades; nos enfrentaremos a nuevos juegos, nuevas decisiones, nuevas batallas. Nos sentiremos de mil maneras diferentes y nuestra mente divagará entre esa nube de obstáculos, más una cosa he de decir: Sólo tú tienes el poder de cambiar tu camino, sólo tú podrás conseguir lo que te propongas y sólamente tú podrás sacarte de dónde te metas. Todo lo demás, es un mero complemento, una mera ayuda que sin tu decisión de mover ficha, no sirve para nada.

Ante nosotros tenemos el material a nuestro alcance, en nuestra mano está saber cómo vamos a utilizarlo.
No es bueno estancarse en el mismo lugar.

(níiiiiiiiiiiiiiimate! =D)
¿Acaso no hay alegrías entre tantas tristezas?

Daphne dijo...

Nunca el juego está perdido o ganado sin haberlo jugado, gran equivocación. Tampoco tomes decisiones precipitadas, cuando se tratan de amor, sigue a tu corazón, deja lado todo aquellos pensamientos y hechos del pasado.

Siempre busca(No soy partidaria de buscar, pero si de situarse en el camino) tu felicidade y bienestar, no digas no, si nunca te has arriesgado. No vale arrepentimientos, sólo buscar una mejor solución para ratificar. Recuerda,

Quizás no tomes en cuenta todas mis palabras anteriores, ya que he usado adverbios y negaciones que te niegas a utilizar, pero creeme te pueden ayudar. Recuerda, nadie más que tú sabe lo que quiere, sólo analiza, pero con una sonrisa.

Saludos Arturito.

El autor dijo...

Gracias, mis niñas...