jueves, 25 de febrero de 2010

Guardián de mis Sueños, Calipso

Por mucho que quiera exponer de Calipso, no me detendría diciendo elogios para describir lo que supone para mí. Con esto, os dejo unos versos en prosa de esos que se escriben entre completas y vigilas, al más puro estilo de ella. Gracias pequeña.

No se si voy o vengo o si el guardián de mis sueños me deja o lucha por esta libertad que me acoge y me deja ,que se marcha y va y viene como la mar enrabietada en esta noche de viento.

Soy viento enfurecido y sueño y tu, eres y vas y vienes y dejas la mar y en libertad te conviertes y sientes y escribes o das por escrito cada verso y cada sueño que me acoge esta noche junto a la sed de vida que me hace desvariar.

No mucho ni poco lo justo para saber que soy consciente y viva y esta vida es libertad y esperanza y paz.

Y esa libertad es sueño y la esperanza laberinto y la paz es hoy vigilia inalcanzable y soledad.

Quisiera explicarte que cuando leo, no soy Calipso y Andrómeda ni sirena ni niña ni princesa de cuento, cuando leo soy libertad de esa que prodigas niño Dios en tus versos.

Soy palabra escrita y punto y acento y vuelo en cada línea, en cada vigilia de la esperanza de este viento.


Inédito de Paz Hernandez Páramo.

2 comentarios:

Calipso dijo...

Toda una sorpresa ver estos versos publicados por aqui, la verdad no me lo esperaba.

Un gran abrazo

Voltios dijo...

sois de majos ambos, me cagüen la mar rober, aki se respira lo que se respira, fuerte el abrzo.